Parte 1: Distracción y el cerebro

Nota al lector: La investigación sobre manejar distraído entre los adolescentes es extensa y, en muchos casos, complicada. Por tanto, hemos dividido los temas las investigaciones en varios boletines. Este es Parte 1 que enfoca en la investigación sobre la distracción y el cerebro.

Resumen

Un examen de las investigaciones sobre manejar distraído entre adolescente y el cerebro adolescente revela algunos resultados muy importantes. Entre ellos:

  1. Las dos causas principales para la distracción del conductor joven o novato son la inmadurez y la falta de experiencia. La inmadurez limita las capacidades cognoscitivas del conductor (por ejemplo, estar conscientes del espacio y las situaciones) y aumenta el que los jóvenes tomen más riesgos, entre otros. La falta de experiencia de los conductores jóvenes requiere que se concentran más en las habilidades básicas de manejar, que se convertirán en más automáticas a medida que el conductor tenga mayor experiencia.
     
  2. No existe tal cosa como la multitarea. Sólo podemos hacer (o pensar) una cosa a la vez. Lo que el cerebro en realidad hace cuando hacemos lo que llamamos "multitarea", es en realidad, cambiar entre una tarea y otra. El cerebro puede cambiar bastante rápidamente, lo que crea a la creencia de que en realidad estamos haciendo dos cosas al mismo tiempo. Cualquier distracción al manejar, por lo tanto, aleja al conductor de la tarea de manejar, aunque sea por unos segundos.
     
  3. El uso de teléfonos móviles y mensajes de texto mientras se maneja, crean una considerable distracción y por lo tanto un riesgo para los conductores jóvenes, aunque los mensajes de texto crean más distracción porque requiere manipular el dispositivo.
     
  4. El uso de dispositivos de mano y de manos libres distraen por igual.
     
  5. Existe alguna evidencia de que las prohibiciones del uso de teléfonos móviles y mensajes de texto no tiene mucho impacto en la reducción de estos comportamientos entre los jóvenes.
     
  6. Las intervenciones (leyes, reglamentos, políticas, programas de capacitación, campañas) pueden ser eficaces para reducir el manejar distraído. Sin embargo, deben ser cuidadosamente enfocados y basados en la investigación.

Introducción a la investigación

Conducir distraído es una causa más importante de accidentes de tránsito y lesiones en los Estados Unidos, especialmente entre los jóvenes. Además, con la explosión en la disponibilidad y el uso de teléfonos móviles y smartphones, ha habido un aumento en los accidentes (y fatalidades y lesiones) causados por el uso de teléfonos móviles, mensajes de texto y el uso de los medios de comunicación social, mientras se maneja, especialmente entre los jóvenes. Según el National Safety Council, "El uso del teléfono celular ha crecido dramáticamente en los últimos 15 años. En 1996, sólo el 14 por ciento de la población de los Estados Unidos estaban suscritos a servicios de teléfonos celulares” http://www.NSC.org/DistractedDrivingDocuments/Cognitive-distraction-White-Paper.pdf  Hoy, según al Pew Research Center, "el gran mayoría de estadounidenses – 95% o 303 millones personas – ahora posee un celular de algún tipo. La participación de los estadounidenses que poseen smartphones es ahora del 77%, de apenas el 35% en la primera encuesta del Pew Research Center sobre la posesión de smartphones realizada en 2011. Hoy, 100% de los estadunidenses entre las edades de 18-26 tienen celulares, y el 94% tienen smartphones. El 97% de los adultos Latinos posee un celular y 77% tienen un smartphone. http://www.pewinternet.org/Fact-Sheet/Mobile/

"Los conductores jóvenes parecen ser más susceptibles a los choques relacionados con la distracción; el 16% de todos los accidentes fatales relacionados con la distracción en 2008 en los Estados Unidos (US) se atribuyen a los conductores de < 20 años de edad, la mayor proporción entre todos los conductores. Los conductores jóvenes son inexpertos en comparación con los conductores más viejos, y esta inexperiencia potencialmente se extiende a una capacidad reducida para juzgar las demandas de manejar en relación con otras tareas que potencialmente crean distracciones.”

Young Driver Distraction: State of the Evidence and Directions for Behavior Change Programs

Journal of Adolescent Health, Volume 54, Issue 5, Supplement, May 2014, Pages S16-S21

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1054139X14000962   

El costo de los accidentes causado por manejar distraído también ha aumentado dramáticamente a más de $172 mil millones por año (a partir de 2014, de acuerdo con el National Highway Traffic Safety Administration). Esto no incluye el costo de los aumentos en las tasas de seguro de automóviles, especialmente para los adolescentes.

A medida que el problema de ha aumentado la incidencia de jóvenes manejando distraídos, sobre todo utilizando un teléfono móvil o mensajes de texto mientras manejan, ha habido un crecimiento exponencial en la cantidad de investigación sobre manejar distraído en los Estados Unidos, especialmente desde 2010. Los estudios de investigación nacionales se han llevado a cabo bajo los auspicios del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (por ejemplo, la Administración Nacional de Seguridad en el Tránsito), Centers for Disease Control and Prevention (CDC), el National Institutes of Health (NIH), el National Safety Council (NSC), (CDC), el National Institutes of Health (NIH), el National Safety Council (NSC), por investigadores en universidades (ej. Virginia Tech Transportation Institute), así como la investigación llevada a cabo por organizaciones nacionales, como el AAA Foundation, y el the Insurance Institute for Highway Safety. http://aaafoundation.org/Crash-Risk-Cell-Phone-use-Driving-Case-crossover-Analysis-Naturalistic-Driving-Data/   http://www.IIHS.org/IIHS/topics/t/distracted-Driving/topicoverview

Es de vital importancia entender los comportamientos de manejar distraído, especialmente el uso de teléfonos móviles y los mensajes de texto a través de investigaciones sólidas para poder implantar intervenciones efectivas (leyes, programas, mensajes) para reducir la incidencia de accidentes causados por estos comportamientos, y por lo tanto reducir el costo en vidas, lesiones y dólares. Una pregunta que se deben hacer los legisladores y los que forjan políticas públicas, tiene que ser ¿sabemos si las leyes estrictas que prohíben los mensajes de texto mientras se maneja realmente reduce este comportamiento en los adolescentes? O, ¿sabemos qué tipos de mensajes son efectivos para llegar a los adolescentes y cambiar su comportamiento? O cómo la participación de los padres puede ayudar a reducir manejar distraído entre los adolescentes. Por último, ¿qué programas (desarrollo de habilidades, capacitación) son efectivos para darle a los conductores jóvenes las destrezas que necesitan para convertirlos en conductores seguros?

Tipos de investigación sobre la conducción distraída

La mayor dificultad en realizar de investigaciones sobre la manejar distraído y el uso de teléfonos móviles y mensajes de texto mientras se conduce, es que el comportamiento no es siempre observable. En segundo lugar, es difícil establecer que un accidente fue causado realmente por la distracción del conductor, a menos que el comportamiento se haya observado justo antes del accidente o si el conductor admite este comportamiento, que es improbable.

Debido a esto se puede deducir que hay un número mayor de accidentes debido a manejar distraído que lo que muestran los informes de accidentes.

La investigación sobre manejar distraído se puede dividir en tres tipos de estudios que se basan en diferentes métodos de recopilación de datos:

  • investigación básica sobre el impacto de la distracción en el cerebro y su potencial efecto sobre manejar distraído;
  • admisión de la conducta de parte de conductores a través de encuestas o la admisión del uso del teléfono celular/mensajes de texto por los conductores después de un accidente, que es donde la mayoría de las estadísticas se obtienen;
  • observación directa de los conductores, especialmente la observación través del tiempo usando los dispositivos en el coche (e.g., vídeo, sensores electrónicos), o "investigación de manejo naturalista" 

Se ha organizado este resumen de la investigación en: a) investigación sobre el efecto de la distracción en el cerebro; b) resultados de encuestas; y resultados de la investigación “naturalista” sobre manejar distraído. Este documento cubrirá la primera categoría.

Efecto de la distracción en el cerebro

En lugar de ir individualmente en el decenas de estudios sobre el manejar distraído, nos basaremos en el trabajo de organizaciones e investigadores que han recopilado los principales hallazgos de múltiples.

El National Safety Council (NSC) examinó los resultados de más de 30 estudios sobre el efecto de la distracción en el cerebro y su impacto en manejar. Se centra en "ceguera de la inatención” causada por la distracción creada por una conversación en el teléfono celular. "Uno de los hallazgos interesantes es que, contrario a lo que la mayoría de la gente piensa, y las leyes sobre manejar distraído reflejan, es que:

El uso de dispositivos de manos libres no reduce el riesgo de distracción o de tener un accidente en comparación con el uso de un dispositivo de mano.

http://www.NSC.org/DistractedDrivingDocuments/Cognitive-distraction-White-Paper.pdf

Algunos de los otros hallazgos:

  1. Contrario a lo que muchos adolescentes creen, la multitarea es un mito.” El cerebro humano no puede realizan dos tareas al mismo tiempo. En su lugar, el cerebro maneja las tareas secuencialmente, cambiando entre una tarea y otra. El cerebro pueden hacer malabares con las tareas muy rápidamente, lo que nos lleva a creer erróneamente que estamos haciendo dos tareas al mismo tiempo ". (énfasis nuestro)

"la multitarea es un mito. Los cerebros humanos no realizan dos tareas al mismo tiempo "
 

  1. "el cerebro no sólo hace maneja las tareas a una Alta velocidad, sino también maneja el enfoque y la atención. Cuando las personas intentan realizar dos tareas cognoscitivamente complejas, como conducir y hablar por teléfono, el cerebro cambia su enfoque (la gente desarrolla la "ceguera por falta de atención"). La información importante para manejar cae fuera de la vista y no es procesada por el cerebro.
     
  2. "la investigación que estudia el impacto de hablar en los teléfonos celulares al manejar ha identificado que la reacción tardía a peligros potenciales cuando se utiliza el teléfono celular es tangible y medible. El tiempo de reacción más largo es resultado de que cerebro está cambiando de enfoque. Esto tiene un impacto sobre el manejar. "Por ejemplo, si un vehículo viaja a 40 mph, le toma 120 pies para detenerse. Esto equivale a ocho longitudes de coche (la longitud de un coche promedio es de 15 pies). Una fracción de segundo de retraso en la reacción del conductor haría que el coche de viaje varias longitudes de coches adicionales antes de frenar.”
     
  3. "un estudio de la Universidad Carnegie-Mellon produjo imágenes de resonancia magnética (MRI) del cerebro mientras los participantes del estudio conducían en un simulador y escuchaban las frases habladas que se les pedía que juzgaran como verdaderas o falsas". ... escuchar oraciones en los teléfonos celulares disminuyó la actividad en un 37 por ciento en el lóbulo parietal del cerebro, un área asociada con manejar. En otras palabras, la comprensión auditiva y lingüística atrajo recursos cognitivos necesarios para manejar ".
     
  4. "ceguera de la inatención-... conductores usando los teléfonos celulares con manos libres (hands-free) y de mano (hand-held) tienen una tendencia a "mirar" pero no "ver" objetos. Se estima que los conductores que utilizan teléfonos celulares miran pero no ven hasta el 50 por ciento de la información en su entorno al manejar. "
     
  5.  "los conductores que hablan en los teléfonos celulares con manos libres son más propensos a no ver objetos relevantes a lo alto y a lo bajo, mostrando una falta de capacidad para asignar atención a la información más importante.
     
  6.  “El uso de teléfonos de manos libres llevó a un aumento en el tiempo de reacción a los vehículos frenando al frente a los conductores, y el tiempo de reacción aumentó más, y los accidentes fueron más probables, a medida que aumenta la densidad del tráfico." Incluso el uso de un dispositivo manos libres aumenta el riesgo.

Nota a los responsables de política pública y los que abogan por la seguridad en el tránsito

"casi toda la legislación sobre la distracción al manejar se centra en la prohibición de uso de teléfonos celulares de mano o del uso mensajes de texto durante la conducción. Todas las leyes estatales y muchas políticas de patronos, permiten el uso de teléfonos celulares sin manos ".

¿no deberíamos abogar por la prohibición del uso de dispositivos de manos libres, especialmente para conductores jóvenes o novatos?

En un artículo que examina los resultados de una multitud de investigaciones sobre manejar distraído “Young Driver Distraction: State of the Evidence and Directions for Behavior Change Programs” (Lisa Buckley, Ph.D. a,b,*, Rebekah L. Chapman, Ph.D. b , and Mary Sheehan, Ph.D., Journal of Adolescent Health, December 2013) los autores compilaron la investigación que proporciona aún más evidencia del impacto de la distracción al manejar por adolescentes.

Algunos hallazgos:

  1. "los conductores adolescentes están sobrerrepresentados en las cifras de accidentes de vehículos motorizados relacionados con la distracción. Una serie las razones potenciales para un riesgo tan elevado incluyen la inexperiencia de manejar, alta adopción de tecnología de comunicación, el aumento en la distracción causado por otros jóvenes pasajeros en el vehículo y la tendencia de los jóvenes a ser más arriesgados hace que los conductores jóvenes sean particularmente vulnerables.
     
  2. "en un estudio que compara el comportamiento de los conductores jóvenes con conductores experimentados en un vehículo con instrumentos de medición, 29% de los conductores jóvenes interactuó con un dispositivo de música o teléfono celular o distrajeron su mirada de la carretera por más de 3 segundos, mientras que ninguno de los conductores experimentados se distrajo por ese período de tiempo.
     

Hay muchos factores que afectan el comportamiento al manejar, incluyendo la cultura, el medio ambiente, las leyes de tránsito sobre manejar distraído (por ejemplo, las prohibiciones sobre el uso de teléfonos celulares o mensajes de texto), las creencias individuales, la personalidad y la interacción con pasajeros. Sin embargo, los dos factores principales que contribuyen a a que jóvenes manejen distraídos son la madurez del conductor y las destrezas del conductor (inexperiencia del conductor). Los conductores más inmaduros tienden a tomar mayores riesgos. Eso sugeriría que las leyes que elevan la edad para obtener la licencia del conducir contribuirían a reducir accidentes entre adolescentes. Sin embargo, las destrezas son críticamente importantes, y por lo tanto los programas para mejorar las destrezas de manejar entre los jóvenes también podrían tener un impacto en el manejar distraído.

  1. "... quiere decir que los conductores sin experiencia (entre conductores adolescentes) tienen, necesariamente, que prestar más atención a los diferentes aspectos de manejar que luego se convertirán en acciones automáticas. Esto deja menos recursos de atención disponibles para envolverse en tareas secundarias. Además, se ha sugerido que la inexperiencia del adolescente se asocia con una menor comprensión de la seguridad en las carreteras, del riesgo y sus consecuencias, y con capacidades de procesamiento menos desarrolladas que se alinean con esta etapa de desarrollo.”

En otro examen de los resultados de investigaciones Adolescence, Attention Allocation, and Driving Safety Daniel Romer, Ph.D. a,*, Yi-Ching Lee, Ph.D. b , Catherine C. McDonald, Ph.D., R.N. b,c , and Flaura K. Winston, M.D., Ph.D., Journal of Adolescent Health, los autores proporcionan un resumen exhaustivo de la investigación sobre el adolescente que maneja, centrándose en: "...las principales explicaciones para la falta de atención entre los adolescentes con especial atención a los roles que la inmadurez del cerebro y la falta de experiencia de manejar juegan en causar problemas de atención. Los autores sugieren que el potencial para superar la inexperiencia y la inmadurez para mejorar la atención tanto a la tarea de conducir como a los peligros, es sustancial. Sin embargo, hay grandes diferencias individuales tanto en las habilidades y tendencias de tomar riesgos entre los jóvenes que plantean problemas al imponer políticas públicas sobre conductores jóvenes. Se necesita urgentemente más investigación que pueda proporcionar una dirección basada en evidencia para esas políticas. "

https://AC.Els-CDN.com/S1054139X13007374/1-S2.0-S1054139X13007374-Main.pdf?_tid=11e8cdd7-2ebf-499b-8bcc-0218c147d994&acdnat=1523025615_979a229b89720ded3dfd703cf41cf13b

Entre los hallazgos (énfasis nuestro):

  1. “Para los conductores adolescentes, el riesgo es maduración incompleta de habilidades cognitivas y motoras, incluyendo memoria, atención visual/de espacio y velocidad de procesamiento mental”.
     
  2. "sin embargo, los adolescentes también son conductores novatos, por lo que es importante separar los efectos de la inexperiencia de los factores de desarrollo (maduración), en particular, si los adolescentes carecen de la capacidad de atender a las tareas de conducir y los peligros de la carretera debido a la inmadurez en el desarrollo del cerebro, o son más susceptibles a los errores debido a la inexperiencia. "
     
  3. "... un estudio de los efectos del uso del teléfono celular en un ambiente simulado encontró que el uso del teléfono celular fue igualmente causa de distracción entre los conductores adolescentes novatos de 14-16 años de edad que en los conductores adultos más experimentados de 21-52 años de edad. Las medidas de conciencia de situación revelaron que ambos grupos sufrieron déficit en su conciencia sobre las condiciones de la carretera que podrían afectar la detección de peligros." Measures of situational awareness revealed that both groups suffered deficits in awareness of driving conditions that could affect hazard detection.”
     
  4. “Los investigadores atribuyeron los efectos del uso del teléfono celular al aumento de la carga cognitiva que interfería con la capacidad de mantener la conciencia situacional. Sin embargo, la investigación de imágenes del cerebro citada anteriormente sugiere que incluso la eliminación de la necesidad de marcar un número de teléfono (por ejemplo, mediante dispositivos activados por la voz), no elimina todos los aspectos de la distracción creado por hablar por teléfono.”
     
  5. Los conductores adultos jóvenes (de 18 a 21 años de edad) también mostraron efectos adversos del uso de mensajes de texto mientras conducían en un entorno simulado. Los conductores pasaron menos tiempo mirando la carretera y se dieron cuenta de señales que les dirigían a cambiar de carril.
     
  6. "... la investigación sugiere que existen oportunidades significativas para entrenar las habilidades necesario para convertirse en un conductor seguro. En otras palabras, el desarrollo de habilidades m puede compensar la falta de madurez o inexperiencia. (e inatención/distracción)